lunes, 20 de septiembre de 2010

MAX BECKMANN, introduciéndonos en el expresionismo.



Como no podía ser de otra forma, la exposición tantas veces mencionada, de Realismos Modernos que tuvo lugar en el Thyssen de Madrid, nos dio también opción de admirar a más de un artista encuadrado en el expresionismo alemán.


ARTISTAS de MAX BECKMANN 1948 (Thyssen Bornemisza Foundation. Lugano)



El expresionismo abarcó mucho más que la pintura. Como tantos otros movimientos fue un revulsivo, no solo artístico, sino social. En el plano artístico podríamos decir que fue una respuesta al impresionismo y al naturalismo. En el ámbito social surgió en el momento de la guerra mundial, en países en que el nazismo iba a extender su mano poderosa. Sus componentes, en general, pertenecían a la burguesía.


Artísticamente hablando no se puede decir que estuviera integrado por artistas de una sola tendencia o disciplina. Podemos encontrar expresionistas en escultura, en las artes escénicas, en la música, en literatura o en la pintura. De esta última disciplina vamos a ocuparnos aquí. Dentro de la pintura el expresionismo aglutinó a muy diferentes artistas, aunque todos ellos tenían algo en común: Ser rompedores con las tendencias que habían imperado hasta ese momento, estar profundamente afectados por la guerra, hasta el punto de caer en un terrible pesimismo que se expresaba en sus obras, y ser europeos.


Es interesante hacer esta pequeña observación porque el expresionismo en sí se entiende como una deformación de la realidad para expresar de una forma subjetiva los sentimientos de los humanos y ante eso, esta forma de expresión puede ser ubicada en cualquier época y lugar. Así podemos, por ejemplo, calificar de expresionista la obra de Brueghel el Viejo y sin lugar a dudas la de Francisco de Goya.


Entre los referentes cercanos en el tiempo, dos son los pintores que se mencionan como precursores del expresionismo: Gaugin y Van-Gogh. Y no solo por la factura de su obra, sino por la carga psicológica de ella.

Y si nos atenemos a lo anterior, encontramos a grandes pintores en tierras americanas como el ecuatoriano Guayasamín (este blog 28 agosto 2009) o los muralistas mexicanos Orozco (este blog 5 octubre 2009) y Siqueiros (este blog 24 septiembre 2009) entre otros, que nos impactan con sus obras de clara factura expresionista.



COLLAGE . Obras de varios expresionistas.



Sucede también que al ser un movimiento difícil de precisar se incluye en él a pintores que estuvieron en oposición o que, en un momento dado, se enfrentaron al impresionismo, como es el caso de Munch o de algunos “fauvistas”. Por otro lado hay que tener en cuenta que muchos pintores fueron “expresionistas” en un momento determinado de su vida profesional y así han sido catalogados en la historia del arte, sin que su trayectoria total, permaneciera fiel a este movimiento.



Socialmente hablando, el término peyorativo utilizado por los nacionalsocialistas para denominar al arte expresionista fue el de “Arte degenerado” que se utilizaba también para designar a todas las tendencias del arte moderno prohibidas por razones de ideología. Recordemos la persecución a los componentes de “La Bauhaus” (este blog 16 mayo 2010)



Hagamos una breve reseña del movimiento en sí, antes de introducir al pintor que hoy nos ocupa.

Centrándonos en las características de la pintura encuadrada en este movimiento, diremos que los expresionistas expresa la realidad de manera casi violenta y provocadora, deformando formas y empleando una paleta de fuertes colores. Recibieron influencias, tanto de los post-impresionistas como de los simbolistas, y también encontraron fuente de inspiración en culturas de Africa y Oceanía.



El Expresionismo surgió en Alemania entre 1900 y 1925 y ha sido dividido en dos grandes grupos. El llamado “El Puente” (Die Brücke) creado en Dresde en 1905, con sus cuatro fundadores, Ernst Ludwig Kirchner, Erich Heckel, Kart Schmidt-Rottuluff y Bleyl, a los que se unieron por un tiempo, Max Pechstein, Otto Müller y Emil Nolde. Este grupo se desplazaría a Berlín posteriormente.



Y “El Jinete Azul” (Der Blaue Reiter) que se formó en Munich en 1911 y que recibió una fuerte influencia del cubismo y del futurismo ya que fueron muchos artistas extranjeros los que se integraron en él. Además de Franz Marc (alemán), encontramos al ruso Kandinsky (este blog fecha 13 junio 2010) cuyo lienzo, “El jinete azul” dio nombre al grupo, al suizo Klee (este blog 30 mayo 2010 ) a Gabriele Münter y algunos más.



EL JINETE AZUL. Kandinsky



Aunque estos son los dos grandes grupos en que se ha dado en dividir el Expresionismo, también hay teóricos que fragmentan más esta división. Así pues, se habla de un Expresionismo del Norte de Alemania en el que se incluiría, entre otros, a Christian Rohlfs y Paula Modersohn, el Expresionismo Renano en el que encontraríamos a August Macke o Wihltelm Morgner y el Expresionismo Vienés con Oskar Kokoschka y Egon Shiele como máximos representantes.


Algunos de estos artistas nos visitarán en estos Encuentros, pero hoy vamos a dedicar este espacio a Max Beckman.



AUTORRETRATO 1950



Max Beckmann nació en Leipzin (Alemania) en 19884. Estudió en la Escuela de Arte de Weimar, pasó un año en París y posteriormente se estableció en Berlín. A diferencia de otros expresionistas era un académico con prestigio, que se movía a gusto en los ambientes impresionistas.



AUTORRETRATO COMO ENFERMERO 1915



Fue después de servir como soldado en la Primera Guerra Mundial, cuando sufrió una gran transformación que iba a afectar a su obra artística. En 1925 se trasladó a Frankfurt, en cuya Escuela de Arte impartió enseñanza y de dónde la persecución nazi le expulsó. Primero se vio obligado a dejar su puesto de trabajo y más tarde Alemania. Pasó a París y a Ámsterdam en 1938. Años más tarde abandonaría Europa rumbo a EEUU en dónde pasaría los últimos años de su vida.



DECLARACION DE GUERRA 1914



Sus primeras obras, como las de algunos expresionistas, mantuvieron aún influencias del impresionismo y también del simbolismo.



EL LIDO 1924



Su madurez le llegó, como hemos mencionado, después de la experiencia de la guerra mundial. Su “Cuadro de familia” realizado en 1920 presenta ya una imagen fuerte y potente. Las figuras aparecen con cabezas enormes y en espacios reducidos. Las obras de esa época quieren manifestar lo brutal de la sociedad del momento.



FAMILIA



Incluso sus naturalezas muertas y paisajes tienen el mismo estilo agresivo y sombrío.



IRIS NEGROS 1928



Poco a poco, y sobre todo gracias al contacto con la pintura francesa, los tonos se vuelven más claros. No obstante sus formas siguieron siendo más enérgicas y más violentas, si cabe.



CELLO AND BASS 1950



Esto se aprecia en toda una serie de trípticos que realizó entre los años 1930 y 1940 como “El gallo ciego, “Argonautas” y algunos otros. En su obra también incluyó aguafuertes y litografías en color.



ARGONAUTAS 1950


En el año 1937, Beckmann es uno de los componentes de la exposición que reunió a casi todos los artistas de finales del XIX y principios del XX, entre los que se encontraban los artistas del grupo Die Brücke y muchos otros expresionistas. Dicen que la exposición atrajo a millones de visitantes y fue un enorme éxito. Fue entonces cuando la campaña del nacionalsocialismo contra el arte moderno cobro fuerza y confiscó pinturas, grabados y esculturas que no cumplían con el ideal estético exigido por ellos.

También en esa misma línea de represión, se apartó de los puestos de trabajo a artistas como Paul Klee y se cerró la Bauhaus.



DANCING BAR IN BADEN BADEN 1923



El cuadro titulado La Partida que se encuentra en el MOMA de Nueva York, expresa la consternación del artista ante el avance del nacionalsocialismo. Lo pintó después de que los nazis lo apartaran del cargo de profesor de Arte de la Escuela de Frankfurt, según ellos por ser un degenerado. También en ese lienzo es dónde su formación tradicional, unida a la simbología que emplea, en ocasiones difícil de descifrar, se hace muy evidente.


PARTIDA



A Beckmann esa guerra que le había hecho enfrentarse a una cruel realidad, unida a su formación clásica con influencia de Brueghel (este blog 7 de mayo 2009) y de El Bosco, le convierte en un pintor de formas duras y marcadas, casi escultóricas y de fuerte dramatismo.


AFTERNOON 1946



No tuvo una actividad política definida pero su obra fue fruto de lo que vio y sufrió. En marzo de 1919 y tras una visita a Berlín, creará los grabados de “El infierno” que no es otra cosa que el retrato de la ciudad que ve.



LA NOCHE 1918-1919


Lienzos como “La noche” son una muestra de la vida cotidiana, violenta y cruel. En ellos aparecen figuras torturadas y retorcidas.



Tampoco la ciudad con sus edificios se libraron de su visión “deformada” que nos dice mucho de sus angustias. Su interpretación del paisaje urbano es así igualmente exagerada.



EL PUENTE DE HIERRO 1922



Un cuadro que se nos presenta con una paleta más colorista, aún siendo un nocturno, es “La sinagoga”. No obstante, también su perspectiva es deforme, alargada y hasta el colorido resulta un tanto violento. La sinagoga de Frankfurt es parte del barrio judío que aparece así representado.



LA SINAGOGA 1919


En 1938 todas las sinagogas de Frankfurt fueron incendiadas y demolidas posteriormente.



PERSEUS 1940-41


Max Beckan a pesar de las penurias no dejó nunca de pintar y logró terminar los nueve trípticos que había comenzado en 1932.



BLINDMAN’BUFF 1945



Cuando en 1947 acepto el puesto de profesor en EEUU ya estaba gravemente enfermo del corazón.


BEGINING 1949



En 1950 murió en N.York. Había recibido hacía poco tiempo el Premio de la Bienal de Venecia. Dejó una obra extensa que le sitúa como uno de los grandes expresionistas de la Historia del Arte. Un gran pintor que dejó su dolor y su pesimismo plasmados en sus lienzos.



MAX BECKMANN

NOTA: Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.

Para la lectura de entradas anteriores, ir a la ventana de la derecha y “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.



Fuentes consultadas:

Realismos modernos. Varios autores (Edición para exposición del Thyssen de Madrid)

Expresionismo. Dietmar Elger (Editorial Taschen)

Arte del Siglo XX .Varios autores (Editorial Taschen)

350 obras del Museum of Modern Art of N.York


Fotografías: Las mismas. Archivo propio. La red

16 comentarios:

Mariano Carabias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mateosantamarta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carmelilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
carmela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.