domingo, 13 de junio de 2010

Vasili KANDINSKY, maestro de la abstracción absoluta.




A partir de 1900 todos los movimientos que surgen Fauvismo, Cubismo, Futurismo cuestionan la función de la pintura como mera reproducción, pero todos ellos continuaban fieles a unos signos de una realidad. El movimiento que renunciaría totalmente al objeto y que iba a ejercer la transformación más profunda en el Arte se lleva a cabo por una serie de pintores progresistas. Forman parte de ese grupo, entre otros, Münter, Franz Mark, Karl Hofer, Alexander Kanoldt y algunos más. Pero los que llevan la dirección de esta asociación son Alexei von Jawlensky y Kandinsky. Cercanos a las experiencias de los “fauces” y también a las tradiciones folklóricas que influyeron mucho en ellos.


IMPROVISACIÓN 1914


Kandinsky pintó su primera acuarela abstracta en 1913 pero entre 1910 y 1914 crea simultáneamente obras figurativas y cuadros abstractos. Muchos otros pintores en esas fechas de 1910 eran considerados abstractos habiendo renunciado totalmente al arte figurativo, pero es Kandinsky el que está considerado fundador del Arte que iba a ser considerado una revolución.



TENSIÓN EN ROJO 1923


El fue el maestro en la liberación del color y la fuerza de las formas geométricas que dan lugar al Arte Abstracto.

Posiblemente tiene mucho que ver el hecho de que dio un fundamento teórico a su práctica. Y así fue considerado también: un gran teórico del Arte Abstracto.



SIN TITULO 1920


El arte abstracto siempre ha suscitado polémicas. Sus detractores por un lado y sus fieles por otro. Pero como sucede con toda tipo de creatividad, ni lo uno es totalmente bueno y perfecto, ni lo otro totalmente desechable. De lo que se trata es que el trabajo del artista sea honrado y esté bien hecho. Sin duda, Vasili Kandinsky cumplió todo esto. Muchas veces he escrito aquí, que podrá no gustarnos la obra de un artista, pero si le conocemos en profundidad, si estudiamos su trayectoria y comprobamos que ha cumplido su “trabajo” a la perfección, comenzamos a ver su arte con otros ojos, y finalmente su obra nos llena de emoción y nos conmueve.



EN EL AZUL 1925


Kandinsky nació en Moscú en 1866, en el seno de una familia acomodada. Pasó la mitad de su vida en Alemania y Francia, pero conservó un fuerte vínculo con su ciudad.

Estudió derecho y economía y su brillante carrera le deparó una cátedra en Estonia. La pintura en esa época no pasaba de ser un afición pero en 1896 renuncia a la cátedra para marchar a Munich y dedicarse de lleno a la vida artística.

Munich es un centro de arte muy activo en esa época y Kandinsky pronto se transforma en un promotor de exposiciones y movimientos. En esos grupos se encuentran impresionistas, simbolistas y modernistas. Los tres movimientos que más van a influir en su obra. Conoce a Paul Klee (entrada de este blog día 30.5.10) con el que va a coincidir en La Bauhaus y con el que va a tener muchas afinidades, y también a Gabriele Münter una pintora con la que tendrá una intensa relación intelectual y amorosa. En su compañía viajará por Europa exponiendo en los salones de Otoño y los independientes de París en donde va a conocer a los fauvistas y al cubismo.


VIOLETA 1923


Funda la Nueva Asociación de Artistas de Munich y su estilo y también su ideología van a comenzar a cambiar hasta desembocar en la abstracción. Se interesa por las ciencias ocultas y la teosofía. Las exposiciones de la asociación acogen a pintores vanguardistas del movimiento como Picasso, Derain o Braque.

Todavía en su obra aparecen cuadros figurativos pero ya los temas se diluyen más en formas coloreadas de fuerte influencia fauve.

Comienza un desdoblamiento figuración-abstracción que no parece tener buena acogida entre los componentes de la asociación. Escribe “De lo espiritual en el Arte” y en 1912 junto a Jaswlensky y Münter funda “El JineteAzul” el famoso grupo de Munich. Allí coincidió con Franz Marc. En un Almanaque en 1912 exponen sus fundamentos teóricos y los movimientos artísticos que les interesan, desde artistas como Derain o Picasso hasta el arte africano o el folklore ruso. Con el grupo “El Jinete Azul” exponen también Delaunay, el aduanero Rousseau, Marc y Ausgus Macke.

Kandinsky está ya totalmente sumergido en el arte abstracto.



EN EL OVALO CLARO 1925


En Munich en 1913 pinta una de sus famosas “Composiciones”, concretamente la número VII, que dicen que es uno de los cuadros más ambiciosos de toda su carrera.

Lo realizó en poco más de tres días y medio y venía a ser un compendio de todo lo que ya presagiaba su trayectoria de los últimos años.


Kandinsky describía sus composiciones como “visiones internas” similares a una sinfonía. Para esta “composición VII” realizó unos treinta estudios preliminares. Partió de un punto y lo fue ampliando a base de colores, formas y líneas de fuertes contrastes entre sí, en las que alternó zonas de pintura muy diluida con otras de fuerte empaste.


COMPOSICIÓN VII. 1913


Es un cuadro totalmente abstracto pero no por eso carece de significado. El siempre dijo que su idea era crear un arte espiritual para un mundo materialista y enfermo. Que el espectador pudiera “entrar” y “pasearse” por el cuadro.

El tema es apocalíptico y alude al diluvio pero también a un renacimiento jubiloso. Era un grito esperanzador ante la violencia de la primera guerra mundial y la revolución en su país.

Durante estos años previos a la Primera Guerra fueron muchos los artistas que racionalizaron a través de la creación los cambios que se avecinaban.

Kandinsky plasmó en sus composiciones todo esto. Otra de ellas fue la número IV que figura hoy en la cabecera del Blog.



COMPOSICIÓN VIII 1923


Fueron en total 10 las “composiciones” que a lo largo de 30 años, es decir a lo largo de su vida artística, realizó. Por lo tanto en ellas plasmó, no solo los acontecimientos sociales, sino también su desarrollo personal.

La VIII se corresponde con su paso por la Bauhaus, en dónde su obra varía mostrándose más geométrica.



Después de la primera guerra mundial ocupa en el nuevo Estado Soviético importantes cargos en la Administración Artística y Cultural, aunque sus postulados espirituales no encajaban demasiado bien con el radicalismo de los constructivistas del momento. No obstante su labor fue amplia y creó grandes museos por toda Rusia y elaboró programas de enseñanza artística. En 1917 se casa con su segunda esposa y unos años después parte para Alemania. Ya no regresaría.

Walter Gropius le ofrece formar parte de La Bauhaus (entrada en el blog el día 16.5.2010). Dirigirá el Taller de Pintura y se reencuentra con Paul Klee. Junto a él, a Feininger y Jawlensky forman “Los Cuatro Azules”.


DE LAS FRIAS PROFUNDIDADES 1928


En esta época de la Bauhaus sus composiciones adquieren otro “tono”. Se vuelven más suaves y menos dramáticas y se añade a sus intensos colores, como hemos visto en su composición VIII, la geometría. En una palabra, recibe las diferentes tendencias que coinciden en La Bauhaus y su obra se aprovecha de ello.


TAZA Y PLATILLO. Pintura sobre porcelana. 1922


Como muchos componentes de la Escuela el nazismo le obliga a abandonar Alemania. Se instala cerca de París en 1933. Las tendencias en ese momento en Francia están bastante lejos de la abstracción. Breton intenta acercarle al surrealismo pero no lo consigue.

Esta última fase de su vida transcurre tranquila pero dentro de un ambiente que no le comprende. Un apoyo incondicional fue el de Jeanne Bucher, su galerista, que le organizaba exposiciones incluso durante la ocupación alemana lo que hacía que fueran casi clandestinas.


AZUL CELESTE 1940

Los último de su creación está lejos de la geometría de la Bauhaus y se centran en figuras biomórficas y orgánicas.

Murió en 1944 y como todo creador adelantado a su tiempo, no pudo ver el triunfo de la abstracción.


KANDINSKY


NOTA: Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.

Para la lectura de entradas anteriores, ir a la ventana de la derecha y “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.




Fuentes consultadas:

Historia visual del Arte . Claude Frontisi (Larousse)

Bauhaus . Jeannine Fiedler y Peter Feierabend (Köneman)

Los maestros de la pintura occidental . I.E.Walther (Taschen)

Arte del Siglo XX. Varios autores (Taschen)

Fotografía: Las mismas.

16 comentarios:

Beatriz Ruiz dijo...

Ahora no tengo mucho tiempo... ya sabes, me gusta venir varias veces y después opinar... pero como ya sabía la novedad no he podido resistir...

Mi gran amor en tu blog!!!... que maravilla...

Pasa un buen día...

Beso...

Mentxu de la Cuesta dijo...

A mi también me sucede que me gusta "regresar" y volver a leer y mirar lo que antes subí.
Así que ya somos dos las visitantes que "paseamos" o visitamos con frecuencia el taller de encuentros con el arte. Buen día (lleno de arte).

Anónimo dijo...

Un gran maestro y buen resumen Un saludo Marga.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Siempre es un placer escribir sobre arte pero desde luego hay algunos maestros que hace que acercarnos a ellos todavía sea más gratificante el juntarnos en estos Encuentros con el Arte.Saludos

Beatriz Ruiz dijo...

La segunda no la conté... es la tercera vez que vengo a deleitarme, y no será la última...

Mentxu de la Cuesta dijo...

Para eso estamos, para disfrutar. Y también para recordar a estos maravillosos maestros. No todo va a ser traer olvidadas e invisibles. Aunque para mi sea muy importante. Besos.

Anónimo dijo...

Maravilloso Kandinsky. Dices bien en el anterior comentario. Es bueno revisar a los maestros. Un saludo Juan.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Cada vez estoy más convencida de la importancia de estudiar o por lo menos interesarnos por la vida del artista. Es imprescindible para entender o por lo menos para sensibilizarnos con su obra. Me ha sucedido con Kandinsky, como en su día me sucedió con P.Klee y con muchos otros, que cuando profundicé en la trayectoria de la vida que habían llevado, cambié mi visión hacía lo que habían creado. Es como abrir otra ventana a lo que tienes delante. Hay que hacerlo aunque sean maestros reconocidos. Saludos.

Isolda dijo...

Estarás pensando y esta mujer que no viene, hay que ver, hay que ver! Pues si, vengo y no es la primera vez, pero no se como decirte bajito que no me gusta lo abstracto. De esta entrada me quedo con tus comentarios y los de los demás. Intento absorberlo todo, pero sé que hay cosas imposibles o casi. Viene a ser como el Ulysses. La ventaja que tenéis, le comentaba a Beatriz, es que en el caso probable de que cualquier día me regalen un Kandinsky, o dos, os lo regalaría encantada por haceros felices.
Besos reales, reales que se pueden sentir, vaya.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Pero Isolda...nunca te sientas obligada a escribir o decir tu opinión en el blog. No es su fin. Es como si al visitar un museo (salvando las distancias) nos sintiéramos obligados a escribir en un libro lo que sentimos delante de una obra. El blog es para "asomarnos" a él. Y como bien dice el título es un lugar de "encuentros". Y al asomarse a un lugar te puedes encontrar muchas cosas con lo cual tienes opción a elegir.

En cuanto al arte abstracto te puedo confesar que yo no comencé a "amarlo" hasta que empecé a "estudiar" la vida del artista. Creo que es fundamental, como lo decía arriba, porque se nos abre otra perspectiva de la obra. Al menos a mi me ha sucedido. También te diré que son pocas las manifestaciones de arte que no me gustan. A todas les "saco" algo. Pero aun así, me cuesta mucho, muchísimo , "digerir" las llamadas "instalaciones". Como habrás podido constatar, apenas las verás en el blog. Así que de lo que se trata es de traer hasta aquí un poco de todo aquello que sea fruto de la creatividad... aunque, como ves, yo también tengo algo que no termina de gustarme. Un abrazo fuerte de norte a sur.

Y por supuesto el abrazo no tiene nada que ver con que me vayas a regalar un Kandinsky, aunque no dudes que en esos momentos te abrazo más fuerte ja ja!

maru dijo...

Mira, me ha encantado tu extensa descripción de Kandisky, su obra y parte de su biografía,pero estoy muy de acuerdo con el comentario de Isolda. Aunque no me veo obligada a escribir siempre, me gusta hacerlo porque es como ponerme en contacto con todas las personas que nos asomamos al tan bien elaborado blog.
Pero reconozco que hay artistas que no me entran, vaya, que no los entiendo y que ni me apetece asomarme a otra "ventana". De todas formas, disfruto con tus descripciones tan bien documentadas.
Un beso.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Pues me parece estupendo porque de eso se trata de que se "abra" o no la ventana cuando queramos ver lo que se nos ofrece fuera. Y en muchas ocasiones el paisaje no interesa. Si señora. Aunque te diré que yo hace mucho que deje de intentar "entender" el arte, simplemente me limito a dejarme sentir. Entiendo perfectamente ese "ni siquiera abrir la ventana", porque yo lo hago con las instalaciones. Apenas me interesan y no me emocionan en absoluto así que ni me molesto en ir a visitarlas.Abrazos.

Isolda dijo...

En otro blog cualquiera, no hubiera entrado a comentar y sanseacabó. Pero me pasa lo que a Maru, siento que hay que agradecer tu esmerado trabajo, así que no te librarás tan fácilmente de mí.
Muchos besos de sur a norte.

Mentxu de la Cuesta dijo...

Pues se aprecia lo que dices y lo que haces y más aún apreciaré ese regalo de un Kandinsky. Lo recibiré con mucho gusto. Abrazos requetefuertes de norte a sur.

Beatriz Ruiz dijo...

Yo también te mando todo mi cariño querida Isolda... y la ocasión lo merece, sobre todo si se materializa ese regalo... Es broma...

Ya lo hemos comentado en muchas ocasiones... el arte tiene que hacerte sentir, da igual que sea un artista tan consagrado como Kandinsky... En una conversación con Mentxu yo le decía que Goya me da miedo... sobre todo su época oscura (más que miedo es un rechazo)... y sin embargo no considero que esté lanzando una blasfemia... Es bien cierto que para entender el arte viene muy bien conocer la vida del artista... pero con Goya, ni aún así...

Besos a todas/os en este encuentro...

Mentxu de la Cuesta dijo...

Y a mi Goya me fascina. No puedo dejar de "visitarle" cada vez que voy al Museo y además me quedo prendada de su época negra...ya ves tu.

Y sea lo que sea, Isolda...no podrás negar que Kandinsky ha conseguido que este "encuentro con el arte" de hoy sea de lo más rico en cuanto a diálogo se refiere. Ya ves tu también.... Para algo sirve el arte aunque no nos guste el artista.... Va todo de broma.
Abrazos a las dos de norte al sur.