domingo, 20 de junio de 2010

ROMAINE BROOKS, artista olvidada y recuperada.



Recuerdo un libro de Ángeles Caso titulado “Las olvidadas” en el que la brillante escritora nos presentaba a tantas mujeres-artistas que habían estado relegadas de la historia del arte. Yo creo que ha habido mujeres artistas que más que olvidadas, en ciertas épocas, fueron invisibles.


VENUS



Algo así sucedió con Romaine Brooks. Después de una corta popularidad a principios del siglo XX, “desapareció”. Fue a partir de una donación de su obra en los años 60 al Museo Nacional de Washington, cuando se volvió a hacer “visible” la obra de esta pintora totalmente singular. Sobre todo, como es habitual, fue con la antológica que se le dedicó un año después de su muerte, en 1971.


Aquí, en nuestro país pienso que aún era menos conocida. Fue en el año 2008, en la exposición que llevaba por título “Amazonas del Arte nuevo” organizada por la Fundación MAPFRE, que reunía la obra de muchas y muy buenas artistas, cuando tuvimos ocasión de admirar su obra. Era precisamente su lienzo de gran formato

“Femme avec des fleurs” el que nos recibía a la entrada de la Fundación.



FEMME AVEC DES FLEURS. 1912


Romaine Brooks nació en Roma en 1874, cuando su madre se encontraba de viaje. Aunque su nacimiento en este país fue casual, siempre se consideró muy italiana. Su verdadero nombre era Beatrice Romaine Goddard.

Tuvo una dura infancia y se supone que su juventud no lo fue menos al ser la primera y única mujer en estudiar en la Academia de Arte en Roma, donde fue humillada, acosada y ridiculizada, además de pasar por duros momentos económicos. Contrajo matrimonio con el pianista John Ellington Brooks. Este matrimonio no duró más de un año. Después de su divorcio se cortó el pelo y comenzó a vestir ropa de hombre.



ROMAINE BROOKS. Autorretrato 1923


Al morir su madre heredó una fortuna y se fue a París, en donde desarrolló su actividad artística y en la que convivió durante 50 años con la escritora Natalie Clifford Barney a quien apodaban “la amazona”. Se dedicó fundamentalmente al retrato y centró su obra en la búsqueda de la belleza del cuerpo andrógino. Su obra está muy influenciada por el simbolismo. Su paleta es simple y austera, blancos, negros y grises que dan un tono dramático y frío a sus, ya bastante hieráticos, modelos. Fue también muy buena dibujanta.


ROMAINE. Retrato


En la época parisina tuvo bastante éxito y en 1920 recibió la medalla de la Legión de Honor del Gobierno de Francia. Pero poco después cayó en el olvido.

Fueron varias las circunstancias que posiblemente se conjugaron para esta “desaparición” de Brooke. Por un lado, la factura de su pintura marcadamente simbolista le dejaba un poco fuera de la “moda” impresionista del momento. Otro factor importante fue su posición económica que le permitía vivir fuera de la profesión de pintora y por lo tanto del mercado del arte y por supuesto su condición de mujer y además mujer que fue encasillada como feminista. Sus modelos travestidos eran como un anuncio de su relación lésbica o bien de su ambigüedad. Todo ello hizo que su obra fuera más fácilmente olvidada y relegada a pesar de haber tenido su momento de éxito.



Ha sido en tiempos recientes cuando su obra ha pasado a ser considerada digna de la atención de la crítica.

No se puede decir que el arte realizado por mujeres y el arte llevado a cabo por hombres sea diferente. Más o menos brillante. Yo más bien pienso en que, al igual que socialmente hemos sido tratadas y aún lo somos de forma diferente, la mujer artista también lo ha sido. Y la historia nos lo muestra.


C.BROOKS. 1912


Habría que hacer aquí una entrada dedicada exclusivamente al fenómeno de la “inexistencia” de las mujeres artistas en la Historia del Arte o bien a los obstáculos que tuvieron y aún en ocasiones tienen que salvar y sobre todo, lo que ha supuesto sacarlas a la luz.

No hay duda que la mujer artista ha tenido que enfrentarse a una vida con los mismos problemas, socialmente hablando, que la mujer que no lo ha sido. Es decir en la medida que una mujer ha sido discriminada en la historia lo ha sido la artista. Fue a partir de 1900 y con los numerosos movimientos artísticos, cuando la figura de la artista empezó a tener algo de valor. Hasta entonces el camino ha sido duro.

Como bien hemos visto en figuras como Artemisia Gentileschi (este blog 8 de marzo 2009) o Camille Claudel, ignorada una, suplantada en ocasiones la otra, asombra que en una Historia del Arte apenas aparezcan mujeres. ¿Es que acaso no había creatividad en ellas? No, simplemente la historia las ignoró.

Por eso no podemos extrañarnos de que una amplia información sobre las obras de muchas artistas haya visto la luz hacia mediados del siglo XX y que en muchos casos, como el de Brooks, haya sido después de su muerte.



Porque antes de esas fechas la mujer artista tenía otro lugar en la historia del arte muy diferente, o mejor dicho, se le dio “un lugar-no lugar” en la historia muy diferente. Como el de simple modelo, o el de artista escondida que no podía firmar con su nombre En la medida que la mujer se incorporó a la sociedad, también lo hizo la artista.

El trabajo de muchas entidades, de muchas fundaciones y de muchas mujeres ha hecho posible esto. No podemos bajar la guardia, bien es cierto, pero en mi opinión, una vez puesta la primera “piedra”, la de “sacar” de la ignorancia a tantas artistas, la historia no se detendrá. La mujer ahora mismo está muy presente en el Arte, forma parte de él y de su historia.

He seguido de cerca muchas de las exposiciones de Fundación MAPFRE en dónde la mujer ha sido el tema central. Hay muchas otras y desde luego no creo que exista Museo, Galería o Entidad que se precie, en la que las obras de las artistas mujeres no estén hoy en día presentes.


National Museum of Women in The Arts


Quiero hacer aquí una mención especial al único museo de Arte femenino o Arte de mujeres que existe y que se encuentra en Washingthon. http://www.nmwa.org/about/ Fue este museo el que saco de las tinieblas la obra de Brooks.


Después de recibir la medalla de la Legión dejó París junto a Natalie Barney. Juntas construyeron dos casas unidas por una pieza en común, algo que ella consideraba su sueño y juntas trabajaron en un libro en el que se incluían ilustraciones de Brooks.

Más tarde y tras varias infidelidades de la escritora, terminaron la relación. Brooks murió sola en 1970 en el Sur de Francia cuando contaba 96 años.

Tuvo que morir, y pasar todos estos años para que su obra y su opción sexual fueran aceptadas por la sociedad.

ROMAINE en una foto juvenil

NOTA: Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.

Para la lectura de entradas anteriores, ir a la ventana de la derecha y “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.


Fuentes consultadas:

Arte y Mujer. ( V Curso de Verano de la Universidad del País Vasco)

Mujeres en el Arte. Amparo Serrano de Haro

“Amazonas del Arte Nuevo” (Fundación MAPFRE)

Fotografías: Las mismas y la red.

11 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isolda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isolda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.