jueves, 6 de febrero de 2014

ENRIQUE ALBIZU, Nacido para pintar.



Hay pintores, artistas, que aprenden su oficio y hay otros, unos privilegiados, que ya nacen con un don. No quiere decir esto que su vida no haya estado llena de disciplina y de trabajo para superarse, pero además de realizar ese trabajo personal, llevan dentro de ellos ese don que nace del alma y eso se transmite al lienzo.

BERA (NAFARROA). Colección particular


Enrique era uno de esos privilegiados que hizo que nosotros también lo fuéramos por haber podido admirar su obra.

Enrique Albizu además de ese don del que hablo tenía una larga formación en la pintura. Una formación a la “antigua”. Una formación de artista y de artesano. El preparaba sus telas, sus colores con trabajo y paciencia, de la misma forma que pacientemente traía las luces hasta sus lienzos. No podía ser de otra manera para lograr que sus telas nos alumbraran.


 NEGUA ALZUBIDEN.Colección Particular


Porque cuando en una entrada en este Blog yo hablaba del “alma de las pinturas” (día 29 Marzo 2009) yo me refería precisamente a eso. A encontrarnos delante de un cuadro que tiene alma, que nos habla y nos transmite mucho más de lo que a simple vista se observa en él.

Muchos de los que admiraban la pintura de Enrique se inclinaban por sus retratos. Yo tuve debilidad por sus paisajes.

Tuve el privilegio mientras trabajaba en una galería que exponía sus obras de poder estar sentada durante largas tardes al lado de algunos de sus lienzos. Eran estos los que iluminaban el recinto. Los paisajes navarros entraban con su luz en la galería y nos transmitían todo lo que nos da esa naturaleza explosiva de nuestros valles vecinos.

El que logra algo así con los pinceles crea cuadros con alma.



 GABARRERO 1987. Patrimonio Kutxa de Gipuzkoa


Enrique pintó entrañables retratos de personas cercanas, de vecinos de Hondarribia lugar en el que ha vivido hasta ahora que nos ha dejado, pero también retratos de grandes personajes de nuestra tierra como el del antropólogo, etnólogo y arqueólogo José Miguel de Barandiaran.


 JOSE MIGUEL DE BARANDIARAN


Muchos retratos nos presentaban escenas familiares. Su familia estuvo muy presente en la obra. Su esposa y sus hijas fueron “modelos incansables” para el artista.


 OÁYA, la hija del pintor de niña
 

Los rincones de nuestras villas se vieron representados por doquier así como las fiestas y costumbres.

Tenía Enrique una sensibilidad especial y también un fino humor. Un toque de ese humor se veía bien patente en muchos de sus lienzos desde los que nos solía enviar algún guiño. En muchos de sus cuadros solíamos encontrarle representado.


 SANTIAGO KALEA (HONDARRIBIA ) 1998


Este que os dejo aquí nos muestra una tradición muy arraigada en Hondarribia, la de la procesión de Semana Santa. Ya quedan pocos lugares en el País Vasco en que se siga celebrando pero en esta ciudad donde todos los años se renueva la tradición. Pues bien, al igual que en muchas otras obras costumbristas con ésta Albizu nos plasmó una tradición que aún perdura. Observar como entre la multitud, al lado justo de Jesús arrastrando la cruz, “asoma” la cabeza del propio Enrique. Pero hay más, en la ventana del primer piso de la casa se “asoman” su esposa María Josefa y sus hijas Ione y Oáya.


 PROCESIÓN DE SEMANA SANTA EN HONDARRIBIA. 1.996


Otro cuadro sumamente interesante es el que realizó al antropólogo Julio Caro Baroja, sobrino del escritor Pío Baroja. Y digo interesante porque en este lienzo se reúne el buen hacer del Albizu retratista y el paisajista. Junto al fiel retrato de Caro Baroja podemos observar al fondo un paisaje característico de los cuadros de Enrique. Un entorno rural plagado de matices y colores.

JULIO CARO BAROJA.1995. Propiedad Ateneo de Madrid


Entre sus retratos no podían faltar los trabajadores de la mar. Los llevó al lienzo en numerosas ocasiones. Una de ellas en este magnifico cuadro pintado en 1984 y que es propiedad del Ayuntamiento de Irún.

Fue este Ayuntamiento de Irún el ofreció una gran exposición de toda su obra y de su bien elaborado catálogo me he permitido sacar las fotografías para este pequeño artículo.


PESCADORES. 1984. Ayuntamiento de Irún


Enrique Albizu había nacido en Valencia de forma circunstancial en el año 1926. Fueron años convulsos que hicieron que toda la familia se desplazara y se moviera por diversos lugares. Enrique estudiará en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, más tarde la familia de Enrique pasará por Irún. Enrique completará estudios en la Academia de San Fernando de Madrid y marchará becado a Roma en donde pasará un periplo de aprendizaje muy importante en su vida. Logró galardones y premios, pasó por París y más tarde por Venezuela. Podría extenderme en todos estos periplos pero no es el momento. Simplemente decir que desde ese momento de 1926 en que nació Enrique hasta ahora que se nos ha ido, tuvimos un artista entre nosotros.


 CANTONES DE ELIZONDO.2002

Un pintor que dedicó toda la vida al arte, un trabajador incansable que mimó el dibujo como pocos, es más que lo reivindicó como imprescindible para el buen hacer del pintor. Un puntillismo muy personal unido a una captación de la luz privilegiada hace que la factura de su obra sea inconfundible.

Muchas de las obras de Enrique se encuentran en la actualidad colgadas en las paredes de edificios oficiales y en instituciones, muchas otras son propiedad particular.

 TORRE DE LA PARROQUIA DE HONDARRIBIA. 1990


Lo cierto es que el pintor, el buen pintor nunca muere porque nos deja su obra y si nosotros tenemos el privilegio de poder admirarla, por allí arriba seguro que también tendrán el privilegio de ver a Enrique caminando entre las nubes buscando captar las luces para retratar a los ángeles.
Descanse en paz un pintor irrepetible.

Enrique Albizu falleció en Febrero de 2014 en la villa de Hondarribia (Gipuzkoa)

Como no puede ser de otro modo, cuando se habla de Maestros del Bidasoa o de Pintores del Bidasoa, Enrique figura entre ellos.

En estos días (mayo 2015) nos llega noticias de la exposición dedicada a estos Maestros en Pamplona y que más tarde tendremos el privilegio de poder visitar en Irún. Os dejo aquí el enlace que hace referencia a ésta, así como un hermoso vídeo que nos permite "viajar" entre los bellos paisajes de estos Maestros, algunos de los cuales que ya nos dejaron como Enrique y otros que aún nos permiten disfrutar de su arte.






Fuentes Utilizadas:
Catálogo editado por el Ayuntamiento de Irún (Gipuzkoa)
En la red, Wikipedia

Para las fotografías: las mismas.



NOTA:
Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.

Para la lectura de entradas anteriores, abajo a la derecha en Archivo  “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.

Para la elección de otro IDIOMA ir con el cursor al final de la página.

12 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oaya Albizu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isolda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.