domingo, 13 de mayo de 2012

PINTURA SOBRE SEDA. La elegancia del soporte.




Hace unos días admiramos aquí la técnica del Batik y al hacerlo mencioné la pintura sobre seda. Si bien es cierto que son parte de una misma familia y que hay mucha similitud en la forma de trabajo entre ambas e incluso en los materiales para trabajarlas, hay saber distinguir las técnicas aplicadas y por supuesto la obra final. Como ya dije, el batik (entrada 6.5.2012) es una auténtica joya de artesanía, pero también la pintura sobre seda nos va a ofrecer un campo muy amplio de posibilidades y nos va a dar opción a ejercer toda nuestra creatividad.




PAÑUELOS EN SEDA




La seda es factible de ser trabajada de diferentes formas. Como una acuarela, aplicando reservas, utilizando diferentes técnicas en el mismo soporte, o aplicando diferentes “trucos” que unidos a la creatividad del artista, van a servir para que el resultado nos dé más de una sorpresa.



 
 PINTURA SOBRE SEDA

El campo de la pintura sobre seda es muy amplio, tanto en cuanto a técnica, como a diseño, ya que no sólo realizaremos artículos de uso personal como pueden ser pañuelos, pareos o corbatas, sino que también podemos realizar pantallas para lámparas y por supuestos bellísimos cuadros. 




 CUADRO SOBRE SEDA NATURAL



Comenzaremos por los materiales que normalmente se utilizan para el trabajo.
Lo primero, por supuesto, serán las pinturas. Éstas son especiales para trabajar sobre seda. Lo ideal es buscar un comercio especializado que nos permita elegir, ya que hay una gran gama y entre ellas algunas con ventajas que nos pueden interesar, como que los colores se fijen simplemente con un planchado, que su luminosidad sea alta y no se pierda fácilmente y algunas otras. Así que lo mejor es buscar que nos asesoren sobre marcas y eso nadie mejor que aquel que comercializa el material.




 MATERIAL NECESARIO




Otro producto imprescindible es la guta, un producto tipo cera o resina que va a servir para “dibujar” y separar los espacios y va a impedir que un color se mezcle con otro, si es eso lo que queremos. Puede ser incolora que dejará traslucir el color de la seda, o podemos adquirirla de colores si nos interesa que así sea en función del diseño. 



GUTA COLOREADA




La guta se aplica directamente del tubo o se introduce en un botecito pequeño al que colocaremos en la boca un pequeño aplicador. Necesitaremos también un bastidor, chinchetas de tres puntas para asegurar la seda y un par de caballetes ya que si el bastidor es de gran tamaño lo ideal es trabajar en horizontal.





BASTIDOR SOBRE CABALLETES



Una cinta especial para pegar al bastidor y evitar que éste se ensucie. Pinceles, de varios tamaños que cuidaremos y guardaremos siempre limpios, con la punta hacía arriba y nunca metidos en agua.

Lápiz blando para calcar o dibujar el diseño y papel de calco si es un diseño calcado lo que vamos a trabajar. 




CALCANDO EL DISEÑO



Finalmente pequeños utensilios como botes de cristal para mezclar los colores primarios y conseguir tonalidades varias. Bastoncitos de algodón para aplicar el color en pequeñas superficies. Sal para efectos especiales, alcohol con el mismo fin y también para diluir algunas pinturas, aunque según qué marcas se diluyen con agua simplemente.




 MARCADO DEL DISEÑO CON LA GUTA




Ahora hablaremos de las técnicas someramente.

La más clásica sería aquella en la que, según un diseño ya calcado o dibujado sobre la seda, lo “delineamos” con guta y rellenamos con colores que no se mezclaran entre ellos por ser precisamente esa guta la que sirva de impedimento. Eso sí, podemos “jugar” con el color de la guta para añadir viveza al diseño. Se aplica la guta, se deja secar muy bien y se rellena.





PRECIOSO DISEÑO 



La otra técnica sería la de acuarela. Aquí no se utiliza la guta como instrumento de separación, todo lo contrario. Es un trabajo “libre” y los colores se aplican unos al lado de otro, haciendo que se entremezclen entre ellos formando colores variados. Además los bordes no tienen nada que los contengan y se vuelven irregulares dando gran viveza a la obra. 



 
ACUARELA SOBRE SEDA




También se juega con el momento de la aplicación del color, siendo diferente el resultado si el soporte (la seda) está más o menos húmeda, si se aplican los colores seguidos sin dar lugar a que sequen, o si, por el contrario, se deja secar un color antes de aplicar el siguiente de forma que quede su borde bien seco y marcado añadiendo efecto al dibujo.



Y también hablaremos de algunos “efectos especiales” que dan resultados bastante espectaculares. Entre otros, el efecto sal y el que resulta de la aplicación de alcohol.




 PAÑUELOS CON DIFERENTES EFECTOS




Llamo espectacular al resultado de estos “efectos” porque, por ejemplo, al añadir sal sobre la seda previamente tintada, con apenas trabajo, tendremos una obra única. Probad a esparcir sobre la superficie, previamente tintada y aún húmeda, partículas de sal gruesa. Dejad que “absorban” la humedad de los colores y veréis que, en función del tiempo que permanezcan sobre la seda, el resultado será como he dicho espectacular. Estoy segura de que me daréis la razón.




 EFECTO SAL




El alcohol también nos va a ayudar a conseguir buenos efectos. Si bien la irregularidad de los colores, esos corros que se forman, en ocasiones resultan que afean el dibujo, podemos utilizar esas irregularidades precisamente para que resulten creativas.

Si aplicamos alcohol con un pincel, la tela se “desteñirá” en la zona aplicada y podemos jugar con ese efecto.

También se pueden “salpicar” gotas de alcohol. No hay ni que decir que todas estas técnicas hay que probarlas y experimentarlas mil veces hasta conseguir el “punto” que deseemos.

Cuando hemos terminado de pintar y el trabajo está bien seco, en general, los colores se quedan fijados. Según la marca utilizada algunos precisan de un planchado y antes de ello se fija con calor seco (un secador de pelo) y se enjuaga en agua para eliminar la guta, se escurre, se enrolla en toallas, y se plancha la pieza aún mojada. Y así queda fijado.





 UN DISEÑO VANGUARDISTA





Y hablaba de diferentes marcas y pinturas a la hora de fijar, porque en un tiempo nosotras utilizamos pinturas francesas que requerían un fijado bastante complicado. Era preciso envolver todas las piezas, por separado, en papel de periódicos y colocarlas en la cestilla de la olla a presión. Allí se ejercía un “baño de vapor” que eliminaba pigmentos y guta, fijaba el color y quedaban preparados para planchar.

Hoy en día, por suerte, hay multitud de marcas que han facilitado estos procesos.
Así que en la medida que la parte técnica es más fácil, la creatividad tienen aún más posibilidades.




NOTAS: Para mejor visualizar la fotografía “picar” con el ratón encima de las que interesen.
Para la lectura de entradas anteriores, ir a la ventana de la derecha y “picar” en los años y meses. Se desplegarán los títulos correspondientes a cada fecha.

Para la elección de otro IDIOMA ir con el cursor al final de la página.

Fuentes consultadas:
Pintura sobre seda. (Edit.Ceac)
Pintura sobre seda. Pañuelos (Edit.Ceac)
Artesanía Textil. (Edit.Altafulla)

Para la fotografía: las mismas y la red.

10 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isolda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mentxu de la Cuesta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.